En el año 1984 inscribimos en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (I.N.P.I) la Sigla y el Símbolo Sin T.A.C.C. (Sin trigo, avena, cebada, centeno), a fin de concientizar a las Empresas argentinas sobre la descripción correcta y responsable en los envases.

Para que el celíaco los pueda distinguir rápidamente y consumir con absoluta confianza: su uso se autoriza gratuitamente, previo análisis con resultado “n.d” no detectable por el método oficial de la Provincia de Bs.As. La Asociación autoriza su uso en forma gratuita.

Incorporada desde el año 1985, en el art. 235 del Código Alimentario Argentino, la Sigla Sin T.A.C.C. es utilizada en la actualidad no sólo por Empresas argentinas sino también de la República Oriental del Uruguay y Brasil.